6 errores de emprendedora novata que me alegra haber cometido...

By Martha Álvarez - 8/26/2020


Ya hace quince días volvió mi página web a funcionar (no al 100%), pero es mejor que nada... y es que a pesar de estar clara sobre el camino que quiero seguir... el controlar mis horarios me está siendo difícil... Por un lado está el mundo de la comunicación que me sigue haciendo soñar... pero por el otro, esta el mundo real, y las necesidades a las que me enfrento en mi día a día y que me han hecho encontrar otros caminos para alcanzar mis metas...

Ese otro camino se llama "Antojitos Tita", y poco a poco se está convirtiendo en una pasión... algo tangible a lo que recurrir en tiempos como los que estamos viviendo... Sin embargo este camino no está libre de errores y tropiezos... Aún así, hay 6 errores que no me arrepiento de haber cometido...

6 Errores que me alegra haber cometido...

1. Bajos Precios.

El primero de los errores que he cometido, sobre todo por mi inexperiencia fue el dar mis productos a un precio menor... Me deje guiar sólo por el precio de la competencia y subestime los precios de la materia prima, mano de obra y otros gastos...  

¿Por qué fue un error? Hizo que me descapitalizara rápidamente y tuve que recurrir a mi familia para obtener capital para la compra de materiales.

¿Por qué no me arrepiento? Con la actual crisis que estamos viviendo a nivel mundial, son cada vez más los negocios de comida que están surgiendo, el tener precios muy bajos, hizo que la gente me conociera y valorara mi producto...

2. Compartir en mi perfil publicidad de otros negocios similares.

Desde que empezó la pandemia, he sido una fiel creyente de que "juntos somos más fuertes", y esa es la única manera de salir adelante, por lo que me he hecho el propósito de "prestar" mi perfil de facebook para que las publicaciones de otros emprendedores tengan un mayor alcance.

¿Por qué algunos podrían pensar que es un error? Mucha gente tiene la idea de que si yo vendo postres, y comparto publicidad de otros emprendedores que también venden postres, voy a perder clientes, pues ellos preferirán sus productos al mío.

¿Por qué no me arrepiento? La Unión hace la fuerza, y la única manera en que salgamos adelante es apoyándonos los unos a los otros, aún cuando tengamos el mismo rubro... después de todo, cada emprendedor tiene su especialidad, y su público meta específico... No debemos sentirnos inseguros, creemos redes y alianzas con otros emprendedores, para de esa manera, ser cada día más fuertes.

3. No Bajar mis Precios...

Desde que empecé con mi emprendimiento han surgido en mi barrio al menos tres negocios más que venden los mismos productos que yo hago... a precios muchísimo más bajos (aunque claro está, que eso implica que son de una menor calidad)... 

¿Por  qué algunos podrían pensar que es un error? Para muchos es claro... Es necesario vender a menor precio que nuestra competencia para poder conservar a nuestros clientes.

¿Por qué no me arrepiento? Cuando me di cuenta de que mis precios eran demasiado bajos para poder seguir manteniendo la calidad que tenía y que debía subir mis precios, fue claro para mi... Yo no apuesto a venderle a una persona que prefiera precios bajos a calidad... Mi cliente ideal es aquel que prefiere pagar un poco más por un producto de calidad... como dicen los amigos de Entrepeuner, Hay veces en que la mejor estrategia es no competir por precio.

4. Regalar producto a mis clientes...

Por supuesto que un negocio, para que funcione, no debe regalar sus productos y servicios... de lo contrario NO sería un negocio, si no una caridad...

¿Por qué algunos podrían pensar que es un error? Como decía antes... no es buen negocio ir regalando tus productos y/o servicios sin una estrategia...

¿Por qué no me arrepiento? Sería un error si no hubiera una estrategia detrás... pero si la tengo, y es que a veces, dar productos de cortesía, en ocasiones especiales, puede hacer sentir a tu cliente como alguien especial... Por ejemplo, he regalado productos para felicitar por un cumpleaños, cuando uno de mis clientes ha enfermado, o para celebrar un éxito...  Eso hace sentir a mis clientes que para mi son algo más que sólo clientes... que son parte de la familia.

5. No invertir en un empaque caro...

Debo aceptar que me rehusaba con muchas ganas a invertir en un empaque caro (aunque supongo que era debido a que mis precios eran tan bajos que no me ajustaba para comprarlo...

¿Por qué es un error? La imagen de un producto es igual de importante que la calidad de este... después de todo (y sobre todo si vendemos en las redes sociales), el deseo de comprarlo se basará en fotografías, por lo que debe verse bien.

¿Por qué no me arrepiento? Porque eso me permitió invertir los pocos recursos con los que contaba en comprar materia prima de calidad...

6. Empezar sin estar preparada...

Si han seguido mi blog, estarán al tanto de que la cocina esta al fondo de mis habilidades de ama de casa... Sin embargo, empece a hacer postres para mi familia... y de ahí surgió la idea de hacer de este pasatiempo un negocio...

¿Porqué creo que fue un error? Usualmente me gusta planificar las cosas (aunque pocas veces salen como las he planificado), y mis planes para este año, aún cuando incluían empezar un negocio distinto a la comunicación, no estaba ni de cerca relacionado con la cocina... Eso significó que cuando empece a trabajar con los postres, no tenía mucha información en cuanto a precios, recetas, empaques, modos de entrega, proveedores, etc.

¿Por qué no me arrepiento? Si hubiera sido por mi, probablemente habría empezado con esto como negocio hasta el próximo año... y la verdad, es que hay veces en la vida en que o nos lanzamos o ya no lo hacemos... Este es uno de esos casos.

y ustedes... ¿Cuáles de estos errores han cometido?


 

  • Share:

You Might Also Like

0 Comments